Cohen retrata las principales ciudades del mundo en el momento preciso: tomando nota del ángulo, la latitud y longitud de su exposición. Es capaz de realizar un seguimiento de la rotación de la tierra para llegar a los lugares con más claridad atmosférica como los desiertos de Mojave, el Sahara y el desierto de Atacama.

En esos desiertos instala su cámara para grabar el cielo nocturno. Después realiza una composición de las dos imágenes y crea una única nueva imagen llena de resonancias y matices.

París.
París

Río de Janeiro.
Río de Janeiro

San Francisco.
San Franscisco

El Empire State Building, Nueva York.
El Empire State Building, Nueva York

Los Ángeles.
Los Ángeles

Sao Paulo.
Sao Paulo

Shanghai.
Shanghai

El puente de Brooklyn, Nueva York.
El puente de Brooklyn, Nueva York

Hong Kong.
Hong Kong

Los Ángeles.
Los Ángeles

Tokio.
Tokio

París.
París

Shanghai.
Shanghai

Este trabajo es a la vez un cuestionamiento político y espiritual. Intenta hacernos reflexionar acerca de lo que estamos haciendo al planeta e intenta establecer conexiones inesperadas entre distintas localidades.

Estas ciudades que nunca duermen se componen de millones de individuos que rompen los ciclos naturales de trabajo y reposo. Las fotografías de Cohen intentan restaurar nuestra visión de la vida.

Estas impresionantes imágenes ofrecen al espectador una posibilidad de volver a conectar con la energía infinita de las estrellas. Fuente: thierrycohen.com

Puedes compartir estas increíbles imágenes haciendo click en los botones de aquí abajo
[social4i size=”large” align=”align-left”]

NUMANIATICOS es un blog sobre cosas impresionantes. Introduce tu email en esta caja y recibirás todos los días gratis los nuevos artículos que se vayan publicando:

 

Introduce tu email:

Artículos relacionados