La mujer que vas a conocer a continuación se llama Sonia Singh, una científica que se quedó en paro en septiembre y a partir de ahí se encontró con mucho tiempo libre.

Lejos de venirse abajo decidió hacer algo muy bonito y creativo.

Nunca le gustaron las muñecas Bratz… sí, esas muñecas hipermaquilladas que no transmiten un estereotipo de mujer muy adecuado para las niñas.

Sonia pensó lo siguiente: “¿Y si les quito todo el maquillaje y las convierto en muñecas normales… con sus rasgos faciales equilibrados y con ropas más sencillas?”

Dicho y hecho.

Con acetona se dispuso a eliminar todo el maquillaje a esas muñecas y a pintarles unos ojos y labios más proporcionados. Su madre tejió unas pequeñas prendas para sus muñecas y el resultado es genial… ¡hermosas muñecas similares a una niña!

Compartió sus primeros trabajos entre sus 200 contactos de Facebook y a partir de ahí… ¡bum! Su trabajo se viralizó por todo Internet.

Esta es su historia:

Si te ha gustado este vídeo, considera compartirlo con las personas cercanas a ti. Muchas gracias por tu apoyo.

¿Sabías que…?

1) En 2012, Irán prohibió la venta de muñecas Barbie para proteger al país de las influencias culturales occidentales decadentes.

2) Las muñecas pueden ser los juguetes más antiguos del mundo. Se han encontrado muñecas en tumbas egipcias.

3) Barbie hizo su primera aparición el 9 de marzo de 1959.

4) Los primeros registros de casas de muñecas se remontan al siglo XVI.

5) La mayor colección del mundo de muñecas Barbie es propiedad de Bettina Dorfmann, de Dusseldorf, Alemania, que cuenta con más de 15.000 muñecas.

Artículos relacionados