¿Te parece una foto normal de boda? No, definitivamente no

La verdad que se esconde detrás de este cartel publicitario, te abrirá los ojos.

Todos los años, alrededor de más de tres millones de niños son testigos de una lacra social que nos azota: la violencia doméstica en los hogares. Se estima que una de cada cuatro mujeres sufrirá algún tipo violencia doméstica en su vida. Sin embargo, es un drama que las mujeres padecen en silencio.

Este anuncio publicitario de Noruega ha sido creado con la esperanza de concienciar a la sociedad sobre la violencia doméstica, para ayudar a aquellas personas que lo necesitan. Es solo un anuncio, pero la imagen es muy poderosa.

Las relaciones de pareja pueden parecer normales…

matrimonio

Sin embargo, el maltrato puede esconderse en cualquier lugar.
abuse2
Puedes ayudar a difundir este mensaje compartiéndolo con tus amigos/as
[social4i size=”large” align=”align-left”]

Este cartel publicitario pone de manifiesto un hecho muy grave que se esconde detrás de la violencia de género: la mayor parte de los casos de violencia doméstica no se denuncian… ni siquiera las afectadas se lo cuentan a alguien.

Si conoces a alguna persona que está sufriendo algún tipo de maltrato físico o psicológico puedes ayudar pasándole este enlace que el Área de Igualdad del gobierno de España ha habilitado para ayudar a estas personas –> AQUÍ

En Europa este tipo de violencia contra las mujeres es especialmente grave. En lo que va de año, en España, ya se han asesinado 21 mujeres… solo 6 de ellas habían puesto una denuncia. Fuente

Si te encuentras en otro país, busca información en Internet porque seguro que existe alguna página que pueda ayudarte.

Puedes seguirnos también en Facebook dándole “Me gusta” o suscribiéndote gratis al blog:

Introduce tu email:

Artículos relacionados

7 thoughts on “¿Te parece una foto normal de boda? No, definitivamente no

  1. Pingback: Doble cartel contra la violencia machista

  2. La idea es muy buena. Y todo lo que se haga para acabar con la violencia doméstica está bien. Pero hay algo en tu texto incorrecto y que encima está en negrita: España no tiene un problema especialmente grave con la violencia doméstica. Es más, la tasa aquí es de las más bajas de Europa. Por supuesto, cada muerte es una tragedia, pero no es justo acusar a la sociedad -y especialmente a los hombres españoles- de ser unos machistas asesinos, que es lo que parece cada vez que se da una noticia de estas. Sólo hay que buscar en google “tasa de violencia doméstica en Europa” para ver los datos.

    1. “Sólo hay que buscar en google “tasa de violencia doméstica en Europa” para ver los datos.”

      Bueno… no creo que buscando en google -o en el buscador que sea- unos cuantos artículos en prensa o estudios sobre este tema se pueda dar por cerrada la discusión. Sobre todo porque el reconocimiento de maltrato depende de la concienciación social y ese factor es el que puede aumentar la “tasa”, el reconocerlo. Si no lo reconoces no cuentas, eso está claro. Así que un estudio por muy prestigioso -o no- que sea, no es para nada fiable en ese sentido.
      Dudo mucho que España sea de las tasas más bajas de Europa. Que no quieres ser el malo de la película, lo entiendo, pero tampoco barramos para casa sin tener información.
      En cualquier caso, esto no debería ser cuestión de tasas. Porque eso normaliza la situación, unos tienen más y otros menos ¿y los que tienen menos qué? ¿se dan palmaditas en la espalda?

      Por cierto, aquí se está confundiendo sistemáticamente violencia doméstica y violencia de género. Es importante no hablar como si fueran lo mismo porque no lo son. Violencia doméstica es cualquier violencia que tenga lugar en el “espacio doméstico” y que puede ser entre cualesquiera personas. Violencia de género hace referencia a la violencia ejercida del hombre sobre la mujer en cualquier espacio.

  3. when I was a child this was rather unusual….But now I listen to this almost every day……I can’t help thinking why…..

  4. yo he vivido ese infierno … porque ?’ no lo se .. tenia el cerebro lavado por ese ser… hasta que desperté , después que intentara matarme … es difícil describir el miedo que se pasa , el vacío que se tiene, la soledad en que te encuentras , lo poca cosa que te crees … yo tuve la suerte de vivir .

  5. Vivir en el infierno es no vivir.
    No tiene consideración hacia mi persona
    Su agresión hace sentir confundida, tonta, abandonada, con miedo, inestable y vulnerable.
    Promete y jura no volver a ser agresivo que hasta parece un niño desamparado y triste, pero vuelve a ser el mismo y cada vez se vuelve peor.
    Llega un momento en que uno ya perdió todo. Amistades, valor, el autoestima tanto repite que no valgo nada que llega el momento que yo misma me lo repito.
    Cuando me veo en el espejo me pregunto donde quedo la mujer fuerte que no permitía que nadie la pisoteara, la que era el alma de las fiestas, que donde quiera que fuera era el centro de atención y segura de si misma. Ahora ya no queda nada las cicatrices que llevo tanto físicas como en el alma jamas se borraran.

Add Comment