Cómo cocer huevos invirtiendo la clara y la yema

Ya sabemos que existen una gran cantidad de recetas para cocinar huevos. Esta vez te vamos a ofrecer una que nos permitirá cocerlos invirtiendo la clara y la yema.

Si estás buscando una nueva manera de innovar y sorprender a tu familia, sigue estos 7 pasos para conseguirlo:

1. Colocar una linterna junto a la cáscara del huevo (así se podrá ver la clara del huevo mismo desde el interior).

2. Envolver el huevo con cello: asegúrate de no dejar ninguna parte sin que haya sido envuelta.

3. Introduce el huevo en un par de medias y ata los extremos para que no se pueda llegar a salir. Ajusta los nudos para evitar que se pueda mover.

4. Gira el huevo sobre si mismo. Esto puede ser muy entretenido pero tienes que tener cuidado. Al más mínimo golpe se romperá.

5. Vuelve a iluminar el huevo. Para que el proceso se haya completado no debería de iluminarse. Esto ocurre porque realmente estamos enfocando a la yema y ya se ha dado la vuelta. En el caso de que se siga iluminando, debemos de seguir con el proceso anterior hasta que no se ilumine.

6. Cuece el huevo en agua caliente hasta que llegue a hervir. No le quites en ningún momento el cello y asegúrate de ir girándolo para evitar que la clara y la yema vuelvan al mismo lugar de origen. Cuando pasen sobre 10-15 minutos ya podrás apagar el fuego.

7. Quita el cello y ya lo tendrás listo. Ahora solo lo tendrás que cortar por la mitad para ver tu éxito.

Artículos relacionados

Add Comment