Los cachorros de bulldogs son muy tiernos, como cualquier otro cachorro. Pero en el siguiente vídeo vas a descubrir la terrible verdad que se esconde detrás de los bulldogs o de cualquier otro perro de pura raza.

En concreto, el bulldog inglés o el francés son un completo fracaso genético. Mira este vídeo:

Puedes compartir este vídeo haciendo click en los botones de aquí abajo
[social4i size=”large” align=”align-left”]

¿Sabías que los Bulldogs franceses no pueden reproducirse por sí mismos? Ellos tienen que ser inseminadas y solo dan a luz por cesárea debido a que sus cabezas son muy grandes. No parece muy natural la cosa ¿verdad? Son incapaces de reproducirse naturalmente.

Esto se debe a que los Bulldogs franceses tienen caderas muy delgadas, por lo que el macho no puede montar a la hembra para reproducirse de forma natural. Por lo general, los criadores deben realizar la inseminación artificial en las hembras.

Los Bulldogs franceses hembras también suelen tener la función tiroidea alterada.

Todo el aspecto del bulldog es fruto de la mano del hombre. Por ejemplo, tienen rostros arrugados porque fueron criados para ser perros de pelea y las arrugas actúan como canales de drenaje para permitir que la sangre que sale de su nariz y boca se evacúe fácilmente.

Así que ya sabes. Si quieres tener un perro sano y fuerte, huye de las razas puras. Cualquier perro que se encuentre en una protectora de animales a la espera de ser adoptado, tendrá mucha mejor salud que cualquier perro ganador de un campeonato de la raza de turno de su especie.

Y no solo eso. Se ha demostrado que los perros que son adoptados en las protectoras son mucho más buenos, agradecidos y fieles con sus amos.

NUMANIATICOS es un blog sobre cosas impresionantes. Introduce tu email en esta caja y recibirás todos los días gratis los nuevos artículos que se vayan publicando:

Introduce tu email:

Artículos relacionados