Durante 25 años, dos mujeres hicieron su vida de manera normal sin saber que tenían una hermana gemela. Esta es la increíble historia de Anais y Samantha.

Nacieron en Corea y fueron adoptadas por dos familias de lados opuestos al Atlántico.

Samantha Futerman es una actriz coreano-americana y fue adoptada por una familia norteamericana al nacer. El año pasado recibió un mensaje por Facebook de una mujer francesa llamada Anais Bordier. Esto es lo que pasó:

1[social4i size=”large” align=”align-center”]

Finalmente, el 4 de septiembre se reunieron gracias a las redes sociales después de 25 años y están preparando el lanzamiento de un libro que se publicará en octubre.
1

El libro es un relato en primera persona de 300 páginas. Bordier, una estudiante de diseño de moda, tenía un amigo que vio un vídeo en YouTube de una actriz que se parecía a ella. El resto ya lo conocéis.

Desde que se conocieron, Bordier y Futerman han documentado cada paso de su viaje, desde las pruebas de ADN, que fueron positivas, a una grabación de su primer encuentro por Skype, a su primera visita conjunta a Corea.

Si por alguna extraña razón todavía no te has suscrito al blog, aprovecha ahora… ¡ES GRATIS! Si no lo haces todas las cosas horribles del mundo recaerán sobre ti 🙂

Introduce tu email:

Artículos relacionados