Una pareja de corazón muy noble le dio las últimas vacaciones a su mascota llamada Dukes, un perro de raza Pit Bull que sufría de cáncer en la piel en estado muy desarrollado. En vista de ello y debido a que se acercaban los últimos momentos de su amada mascota, la pareja emprendió un viaje de tres horas hasta la ciudad de Maryland, junto con sus tres perros a fin de pasar unos grandiosos días en la playa.

Las personas que han tenido perros saben que existe un vínculo único y especial con ellos. Cuando estos compañeritos de vida se van al cielo, no podemos entender porqué se van tan pronto.

Durante el viaje tuvieron la oportunidad de disfrutar del sol en compañía de toda la familia.

La pareja dio unos bonitos paseos nocturnos por la playa junto a sus tres mascotas: Ruby, Violeta y Dukes.

Disfrutaron juntos de hermosos atardeceres desde la terraza del hotel.

Lamentablemente Dukes falleció un mes después. Batalló durante dos años contra un mastocitoma que hizo que fuera perdiendo la batalla contra el cáncer lentamente.

Una historia muy triste a la que se tienen que acostumbrar los amantes de los animales. Los perros tienen una vida muy corta comparada con la de los seres humanos.

Son animales a los que se les coge mucho cariño y muchas veces no estamos preparados para su temprana pérdida. Esta pareja parece que sí estaba preparada y quiso darle al perro una despedida como se merecía.

Descanse en paz.

Artículos relacionados