Todos estamos acostumbrados a ver perros que acuden alegres a saludar a las personas y son cariñosas con ellas, pero ¿y los caballos?

Sabemos también que son animales cariñosos y que pueden llegar a interactuar mucho con el ser humano pero lo que vas a ver hoy no lo había visto nunca.

La dueña de este caballo vio como Jimmy (así se llama el caballo) se tumbaba en la hierba para descansar. Ella inicialmente se sentó junto a él y Jimmy se empezó a arrastrar hacia ella hasta que sucedió esto: Jimmy se apoyó sobre su dueña y empezó a chuparle la cara.

Ya es raro ver a un caballo tumbado pero verlo interactuando de esta manera con un ser humano, mucho más. Aquí os dejo con este caballo con espíritu de perro:

Artículos relacionados