Seguramente, la gran mayoría de los que tenéis carnet de conducir os hayáis tenido que enfrentar alguna vez a la situación de haberos quedado sin batería en el coche. Si teníais unas pinzas y otro coche al lado, o alguien para ayudaros a empujar, no hay problema, pero a veces estos imprevistos suceden cuando menos lo esperamos, pillándonos completamente desprevenidos, sin pinzas, sin otro vehículo y más solos que la una.

Hoy os vamos a contar cómo podéis arrancar un vehículo sin necesidad de pinzas o empujando, por lo que podría resultados bastante útil y sacaros de un aprieto. Para ello, lo único que vais a necesitar es un gato y una cuerda.

Sin embargo, el truco no funciona con todos los coches. Necesariamente tiene que ser un modelo de transmisión manual y con el tamaño máximo de un sedán, es decir, el coche familiar de toda la vida.

La idea es sencilla, pero si tienes dudas, aquí tienes el vídeo con todo el proceso. Puedes activar los subtítulos en castellano:

[Ads2Cash video=”https://www.youtube.com/watch?v=_0naTvrigBY” ctr=1]

Primero elevamos el coche con el gato, justo detrás del neumático delantero (si tiene tracción delantera)

Activamos el freno de mano y metemos la tercera marcha.

Ponemos la llave del vehículo en posición de arranque.

Por último, envolvemos la rueda levantada con una cuerda y tiramos con fuerza.

Con la cuerda, estamos simulando el mismo efecto de “empujar el coche”, haciendo que los pistones comiencen a trabajar encendiendo el vehículo. Pruébalo y ya nos contarás 🙂

Artículos relacionados