adicto cereales

Que la mayoría de los ingleses no tienen unos hábitos de vida saludables ya lo sabíamos, pero es que esto que os traemos hoy ya es increíble.

Este joven se llama Phillip Patrick y se come la asombrosa cifra de 13 tazones al día de cereales aderezados con con 138 cucharadas de azúcar.

Tuvo una dieta sana hasta los 19 años, pero hace 3 años se fue de casa y ahí empezó todo. Fue entonces cuando la calidad de su alimentación cayó en picado.

Ahora, solo come cereales rematados con una enorme pila de azúcar en torno a sus programas de televisión favoritos.

Phillip, de Worcester, con su novia Sophie Richold, de 19 años, y su hijo Tyler Patrick-Richold. Phillip, se ha comido alrededor de 14.235 cuencos de cereales en tres años. Devora seis cajas de cereales diarias y 15 litros de leche a la semana.


Consume una bolsa de 5 kg de azúcar de cada nueve días. Cada bol de cereales contiene unas 6 cucharadas de azúcar.

Lógicamente, ha aumentado de peso notablemente en estos 3 últimos años.

Su extraña dieta le ha dejado con apenas suficiente energía para subir las escaleras y ya no puede salir a cenar. Su adicción ya le ha costado su puesto de trabajo como camarero en una bar local ya que le resultaba imposible permanecer de pie durante gran parte del día.

Los expertos le han advertido que su adicción le podría ocasionar un cáncer o alguna enfermedad del corazón.

Phillip dijo:

“Yo solía ser un muchacho activo que jugaba al fútbol y hacía ​​ciclismo, pero ahora no tengo energía. Se ha convertido en un hábito. Es parte de mi estilo de vida diaria. Lo he estado haciendo todos los días durante tres años. Necesito recuperar mi vida”.

Para las tres de la tarde ya se ha comido 6 tazones de cereales. En un día promedio consume alrededor de 6.906 calorías.

“He tratado de dejarlo un par de veces. La última vez solo duré dos días. Tan pronto como vi una bolsa de azúcar, la compré.

Normalmente soy una persona muy paciente, y cuando tengo azúcar y cereales estoy bastante contento. Necesito ayuda para recuperar mi vida.” Fuente

Artículos relacionados