¿Cómo escribir correos con contenido de valor para tu lista de suscriptores?

La lista de suscriptores de un sitio web es una de las herramientas más valiosas que existen para vender. Sin embargo, motivar a que los receptores de los mensajes, los lean hasta el final resulta bastante complejo, y por eso te hemos preparado este artículo con consejos para ayudarte en este aspecto.

Para que un negocio online tenga una buena presencia y destaque dentro de las personas que se acercan a visitarlo, necesita contar con una de las herramientas de contacto personal más potente en este mundo: una base datos email.

El trabajo en este sentido es posible de adelantar, a través de empresas que se dedican a proveer de los recursos para administrar las listas de suscriptores. A través de ellos, los dueños de sitios web pueden manejar los correos que envían, establecer campañas, revisar estadísticas, e incluso, promover autorespondedores según el plan de e-mail marketing que estén manejando.

Asimismo, es posible categorizar esos suscriptores según condiciones comunes que manejen, y de esta forma, hacerles llegar información que sea más de su interés que la del resto de los usuarios.

Por ejemplo, si una tienda de perfumes pone en ofertas los de caballeros, sería un buen plan, informar a su comunidad que sea del sexo masculino, pues así las oportunidades de recibir respuestas positivas por parte de ellos aumentan en buena medida.

Acciones para cuidar la lista de suscriptores

Las listas de suscriptores son verdaderamente valiosas, porque quienes se suscriben ahí, muestran su total interés en hacerlo y eso es un grado de confianza que no es posible poner en riesgo. Esto quiere decir que han decidido estar en tu comunidad por voluntad propia y lo menos que se puede hacer es evitar vulnerar este voto.

De ahí que sea imprescindible que los correos que se les envíen, siempre aporten algo de valor y no sólo promociones para obligarlos a comprar siempre, sí o sí. Tampoco es bueno alentar el spam y que de forma diaria se llene su bandeja de entrada con contenido basura.

Otra buena acción es permitir que se den de baja cuando así lo decidan. Aunque podría parecer una locura, es la forma más sencilla de dejarles saber, que son ellos quienes siempre tendrán el control de su suscripción, y también deja claro que el dueño del sitio web es una persona seria y transparente.

Datos curiosos para escribir e-mails de alto impacto

Si te ha llegado el momento de ponerte en marcha con este tema o llevas ya un tiempo con ello pero la respuesta que has obtenido hasta ahora no es tan buena como esperabas, quizás te hace falta seguir algunos de estos consejos:

  • Siempre es bueno escribir de la forma más personalizada que sea posible, sin parecer como un robot. De ahí que sea fundamental tener un cliente objetivo bien definido.
  • Reconocer el valor real de lo que transmitirás. Si tú no puedes entenderlo, aún menos lo harán los receptores, de ahí que tener bien claros todos los aspectos positivos, te hará mucho más fácil destacarlos en el momento de redactar.
  • Utiliza estrategias para despertar el interés, como metáforas, historias, datos increíbles, etc…, y colócalos al inicio del correo, así las personas que lo reciban, se sentirán motivadas para continuar con la lectura.
  • Colocar un titular que despierte el interés es indispensable, y lo dejamos hasta más abajo, porque seguramente podrás estructurarlo de forma más adecuada después de tener listo todo el contenido del mensaje.
  • Siempre realiza una llamada a la acción. Este punto es indispensable porque precisamente lo que busca un e-mail de esta naturaleza, es que los suscriptores hagan algo, ya sea rellenar una encuesta, leer el post de la semana, etcétera.

Como ves, establecer las pautas para un trabajo de e-mail marketing de calidad, es más sencillo de lo que se piensa, lo principal es enfocarse en la importancia que tiene esa base de datos de e-mails y utilizar los mejores mecanismos para que esta siempre aumente lo más que sea posible.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.