Las cabras podrían preferir una sonrisa a un ceño fruncido, dice un estudio.

Como editor de un blog llamado Goats and Soda (ver esta historia para la explicación detrás del nombre), siempre estoy interesado en las últimas investigaciones sobre las cabras.

Así que me enganchó un comunicado de prensa que decía: “Las cabras prefieren a la gente feliz”.

Alan McElligott, profesor asociado de comportamiento animal de la Universidad de Roehampton en Londres, dirigió el estudio. Quería ver si los animales, además de los perros y los caballos, pueden responder a la expresión facial humana.

Así que McElligott diseñó un experimento para ver qué pasaría si a las cabras se les mostraban dos fotos pegadas una al lado de la otra en los paneles: una cara con una sonrisa y una cara que parecía enfadada.

Pensó que quizás las cabras intentarían arrancar las fotos de la pared y masticarlas.

En vez de eso, informa, “en realidad se detienen y miran las caras”.

McElligott sometió a 20 cabras a cuatro rondas de pruebas rigurosas. En un artículo publicado el miércoles en Royal Society Open Science, informa que el 51 por ciento fue primero a la cara feliz, en comparación con el 30 por ciento que se acercó a la cara enojada. Al resto no pareció importarle.

Las cabras que se sentían atraídas por la cara feliz pasaban más tiempo mirando esa foto que las cabras que elegían la cara enojada.

Ahora sé lo que estás pensando. McElligott también. ¿Es en esto en lo que se gastan el dinero ahora, en averiguar si las cabras pueden diferenciar entre caras sonrientes y frunciendo el ceño?

También reconoce que los resultados no sorprenderán a los criadores de cabras, que saben muy bien que las cabras son muy inteligentes.

Pero él cree que el público en general piensa que las cabras son “un poco estúpidas, vagando por ahí, comiendo cualquier cosa”. (¡Incluyendo la hiedra venenosa!)

Así que su experimento fue motivado por esta creencia de que la gente ha subestimado la “capacidad cognitiva del ganado -vacas, ovejas y cerdos y cabras”. Asumimos que no son particularmente inteligentes o perceptivos”, dice.

Con casi mil millones de cabras en el mundo, McElligott quiere hacer que la gente se dé cuenta del beneficio de tratarlas bien. “Estamos tratando de crear conciencia de que estos animales no son como tablones de madera. Tienen una capacidad cognitiva bastante avanzada, lo que también significaría que existe el potencial de sufrir” – por ejemplo, dice, cuando se exportan por barco o camión por todo el mundo.

La especialista en cabras (y ovejas) Susan Schoenian, de la Universidad de Extensión de Maryland, tiene preguntas sobre el estudio. Compartí con ella la teoría de McElligott de que tal vez las cabras asocian la sonrisa con las caras sonrientes de los humanos que las acarician (que es algo que les gusta a las cabras).

“No tengo ninguna duda de que los animales saben cuando han sido tratados amablemente”, dice. “Pero no sé cómo las cabras podrían relacionar las fotos de las caras con gente real o comportamiento real.”

También cree que, en general, las cabras y otros animales “son muy bien tratados[por los agricultores que los crían], ya que de otro modo no serían productivos” en términos de descendencia y leche.

“Pero a veces la investigación que nos da una comprensión del comportamiento de un animal puede llevar a una comprensión en las personas”, dice.

Así que quizás el estudio de la cabra sirva como un recordatorio de que una sonrisa es atractiva tanto para los seres humanos como para los rumiantes.

Mientras tanto, aunque soy un gran fanático de las cabras, debo notar que las cabras en el estudio no son tan impresionantes como las ovejas en un estudio sobre reconocimiento facial publicado el pasado noviembre, también en Royal Society Open Science. Estas ovejas fueron entrenadas para reconocer fotos de celebridades como Emma Watson en la pantalla de una computadora. Luego se les mostraron dos imágenes, una de una celebridad de la prueba anterior y otra desconocida. Y definitivamente optaron por Watson.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.