Ryan Au, un profesor en Hong Kong, hizo esta demostración para mostrar a sus estudiantes lo peligroso que resulta fumar para su salud.

Cogió dos pulmones de cerdo (muy similares a los de un ser humano) e ideó un sistema de inhalado automático para que sus estudiantes vieran el daño que provoca el humo del tabaco en los pulmones.

Utilizó 60 cigarrillos y luego diseccionó la tráquea y los pulmones. La tráquea estaba literalmente negra y los pulmones decolorados:

Ryan Au se decidió a hacer este experimento tras comprobar que muchos de sus alumnos de secundaria eran fumadores.

En la siguiente foto compara un par de pulmones sanos con los pulmones utilizados en el experimento.
pulmones sanos y fumador

Mientras que los pulmones de los no fumadores siguen teniendo un color rosado saludable, los pulmones de los fumadores adquieren una tonalidad amarillenta y marrón.

En la siguiente foto podemos apreciar cómo se queda la tráquea de un fumador:
traquea fumador

¿Sabías que?

Los jóvenes fumadores pueden experimentar cambios en las estructuras de sus cerebros debido al tabaco, según un estudio. El mismo estudio también afirma que estos cambios neuronales son uno de los responsables de la adicción al tabaco.

Desafortunadamente, para este tipo de fumadores, el período de vida que va desde finales de la adolescencia a la edad adulta es también un momento en que el cerebro todavía se está desarrollando.Fuente

¿Te ha gustado este artículo? Pues regálame un “Me gusta” 🙂
[social4i size=”large” align=”align-left”]

Te recordamos que estamos en Twitter , Facebook y Google+.

Artículos relacionados