Las cámaras GoPro están dando mucho juego sobre todo entre los amantes de las emociones fuertes. Se colocan la cámara en sus cascos antes de realizar un salto base, mientras hacen motocross por montes imposibles, etc.

Peroooo, ¿qué pasaría si colocásemos una de estas cámaras a un águila? Sony colocó su cámara “Acción Cam Mini” sobre un águila de cola blanca y la soltó desde lo más alto de la Torre Eifel.

El águila sobrevoló el río Sena, cruzó los jardines del Trocadero y finalizó con un descenso a 180 kilómetros por hora para acabar en el brazo de un cetrero:

1) Hay más de 60 especies diferentes de águila.

2) Los ojos de las águilas tienen un millón de células sensibles a la luz por milimetros cuadrado de retina, cinco veces más que las 200.000 de un ser humano. Mientras que los humanos ven solo tres colores básicos, águilas ven cinco.

3) Estas características especiales de los ojos de las águilasles permiten detectar posibles presas incluso aunque estén bien camufladas y desde una distancia muy larga. De hecho la visión de las águilas se encuentra entre la más aguda de cualquier animal y los estudios sugieren que algunas águilas pueden detectar un animal del tamaño de un conejo hasta dos kilómetros de distancia.

4) Muchas especies de águila ponen dos huevos, pero el polluelo más grande mata con frecuencia a su hermano menor una vez que ha eclosionado. Los adultos no intervienen.

5) El águila arpía y el águila filipina utilizan sus enormes garras, afiladas, para matar presas tan grandes como venados y monos.

6) En Grecia, las águilas reales comen tortugas, dejándolas caer desde grandes alturas sobre las rocas para poder romper sus caparazones


.

Artículos relacionados