El peor año de su vida resumido en un minuto (vídeo)

Salir de una relación violenta no es fácil. Quizás estés esperando que las cosas cambien o tienes miedo de lo que tu pareja haga si decides romper con él (o ella).

Hay muchos recursos disponibles para las mujeres maltratadas: líneas de teléfono, asociaciones, servicios legales y asistencia legal. Sin embargo, la realidad es que miles de mujeres se sienten atrapadas… y solas.

Este vídeo es una impactante llamada de atención para las mujeres maltratadas. En el cartel del final pone “No sé si voy a llegar a ver el mañana”:

Comparte este mensaje con más personas
[social4i size=”large” align=”align-left”]

Si eres víctima de cualquier tipo de abuso, recuerda:

1) No tienes la culpa de ser maltratada/o.

2) No eres la causa del comportamiento abusivo de tu pareja.

3) Mereces ser tratada/o con respeto.

4) Te mereces una vida segura y feliz.

5) Tus hijos se merecen una vida segura y feliz.

6) No estás sola/o. Hay gente esperando para ayudarte.

Las cicatrices de la violencia doméstica son profundas. El trauma de lo que has pasado se quedará contigo mucho después de que hayas escapado de la situación de abuso. Sin embargo, con asesoramiento, terapia y grupos de apoyo aprenderás a procesar lo que has pasado y aprenderás a construir relaciones nuevas y saludables.

Después de salir de una situación de abuso, puede estar ansiosa/o por empezar una nueva relación y, finalmente, obtener el apoyo que no tuviste. Pero es aconsejable ir despacio. Tómate el tiempo necesario para reencontrarte y sanar tus heridas.

Si te ha gustado este artículo puedes compartirlo con más personas.
[social4i size=”large” align=”align-left”]

Te recordamos que estamos en Twitter , Facebook y Google+.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.