Cómo podemos ayudar a combatir la crisis de refugiados en Siria

El conflicto en Siria ya lleva más de 8 años y lejos de ver horizontes de estabilidad, las cifras de desplazados producto de la guerra civil, son aterradoras. Más de 13 millones de personas, entre ellas familias enteras, pero sobre todo, mujeres y niños, se han visto en la necesidad imperiosa de redireccionar sus vidas sin un rumbo fijo, con el firme propósito de sobrevivir. 

Más allá de preguntarnos por qué a estas alturas de la vida, donde una buena parte del mundo goza de las bondades del desarrollo y el avance tecnológico que se traducen en calidad de servicios y calidad de vida existen estas situaciones totalmente injustas y descontroladas, debemos pensar en qué hacer para ayudar. Esa ayuda que permitirá pelear una crisis humanitaria que ha desencadenado mortandad, hambre y miseria. 

Es por ello, que Organizaciones No Gubernamentales como ACNUR, se encuentran en la palestra humanitaria y sus números demuestran que los que queremos lo mejor para el mundo somos más, pero aún falta mucho por hacer.

Los campos de refugiados en Europa son también una muestra de la incansable labor que esta ONG viene llevando a cabo para proporcionar un techo, comida, agua potable, abrigo y en especial, esperanza a este gran número de familias. 

Efectos de la guerra civil en Siria 

Muchos de los datos recogidos son altamente estremecedores. Más del 80 por ciento de los desplazados, producto del conflicto bélico, viven en una situación de pobreza extrema y hay casi 6 millones de refugiados sirios en todo el mundo. 

Lo que comenzó como un levantamiento pacífico en contra del presidente de ese país en el año 2011 desencadenó una brutal guerra civil que ha arrastrado acciones regionales e internacionales. Pero lo realmente cierto es que al día de hoy, una gran población sigue siendo la principal víctima de todo el conflicto y encuentra en Acnur una posibilidad para cambiar su destino.  

¿Cómo podemos ayudar?

Una de las acciones más efectivas es  donar a ONG como Acnur. Debido a todas las carencias y penurias que sufren estas personas, aunado al abandono y al propio hecho de verse desplazados, incluso dentro de la misma región, es imperativa la unión de personas de buena voluntad que crean firmemente en que un nuevo mundo es posible y aportar a la causa de esta organización.

Hacer un aporte mensual que no involucra mayor incidencia en tu presupuesto puede ser el punto de avance para el inicio de una nueva vida de una familia refugiada. Ellos necesitan recursos para adquirir alimentos, medicina, combustible para protegerse del frío, estufas y otros utensilios de primera necesidad. 

Los niños son el primer foco de atención, por lo que hacer este tipo de aporte repercutirá en su futuro cierto. 

Por otro lado, en vista del número de desplazados que existen dentro del mismo país, Acnur está entregando unos kit de construcción y otro tipo de artículos como parte de los servicios de apoyo y asistencia social que ofrece a estas personas en situación de riesgo, para que puedan reiniciar sus vidas de alguna forma.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.