Susto de muerte para los visitantes de un antiguo hospital abandonado

¿Conocéis a Owlman? Es el hombre buho, un terrorífico personaje sacado de las más terroríficas leyendas humanas.

Al cineasta escocés Lawrie Brewster se le ocurrió gastar una broma épica a las frecuentes visitas (curiosos) que recibía un antiguo hospital abandonado.

Colocaron siete cámaras ocultas para grabar las reacciones de la gente. El silencio acecha en los pasillos del edificio en ruinas dedicado a curar enfermedades infecciosas. Es el lugar indicado para gastar una broma de este tipo.

Una persona, disfrazada de Owlman, se escondió en uno de los recovecos del lúgubre hospital abandonado. Para que os hagáis una idea del susto que se llevaban los visitantes, aquí una foto de lo que se encontraban. Desplázate hacia abajo para ver el vídeo.
owlman

La reacción de un fotógrafo al toparse con Owlman y sus largas garras.
La reacción de un fotógrafo al toparse con Owlman y sus largas garras.

Hay que destacar el momento en que una de las víctimas se acurrucó en el suelo con las manos tapándose la cara. Terror real en estado puro.

La cabeza del horrendo Owlman está hecho de una mezcla de pasta de papel, alambre y un montón de plumas.
1

El cineasta dijo: “El Hospital de Niños de Santa María se estudió cuidadosamente a lo largo de un período de varias semanas, durante las cuales se evaluaron la frecuencia de visitantes y los tiempos que permanecían en el interior del mismo”.

Os dejo con el vídeo:

Puedes compartir este vídeo con tus amigos haciendo click en los botones de aquí abajo
[social4i size=”large” align=”align-left”]

Te recordamos que estamos en Twitter , Facebook y Google+.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.