Vivimos esclavos de los móviles, unos más que otros claro. Pero ir por la calle mirando tu móvil o watsapeando se ha convertido en algo habitual.

Nos mantenemos constantemente conectados con nuestros amigos/conocidos a la vez que nos aislamos del que está al lado. Irónico ¿verdad?

La escena que vas a ver es muy común en muchos hogares, sin embargo, esta padre sí sabe lo que hay que hacer para que sus hijos dejen sus móviles:

Esta adicción al móvil ya tiene su nomenclatura en forma de fobia. La han denominado “Nomofobia”, es decir, el temor, la ansiedad o inseguridad que siente una persona cuando no puede mirar su móvil cuando le venga en gana.

Este temor ya lo padecen el 77 % de los usuarios de móvil, según han indicado en [email protected], una herramienta educativa que trata de restablecer las relaciones interpersonales. Este dato también ha sido recogido en el periódico ABC.

También indican en la misma web que España es el país europeo con mayor tasa de adicción al móvil entre los adolescentes.

Viendo estos datos no se sabe si el uso de las nuevas tecnologías está haciendo más mal que bien.

Hace poco todo el mundo ha puesto el grito en el cielo por la implantación del Docle Check en WhatsApp, es decir, el indicador que te avisa que la otra persona ya ha leído tu mensaje. WhatsApp ha tenido que dar marcha atrás ante el aluvión de críticas ya que según los usuarios vamos a meter presión a la otra persona para que nos conteste y coarta un poco la libertad de los usuarios.

Todo muy ridículo en mi opinión. Estos son los llamados problemas del primer mundo.

Artículos relacionados