Estaban todos a bordo de una balsa mirando al mar. ¡Entonces ESTO apareció de la nada!

Con los chalecos salvavidas puestos y las cámaras listas, un grupo de personas esperaban sobre las balsas poder captar alguna ballena en su hábitat natural.

Como es común en ciertas épocas del año, estos maravillosos animales realizan largas migraciones en busca de las condiciones apropiadas para reproducirse y encontrar alimento, oportunidad que los turistas y amantes de la naturaleza esperan con ansias poder presenciar, al menos una vez en la vida.

Entre expresiones de asombro, risas nerviosas y un wow al unísono, es seguro que ninguno de ellos se imaginó vivir tan de cerca el avistamiento de estos increíbles cetáceos.

Una experiencia alucinante que sin duda hizo temer por su vida a más de alguno.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.