¿Por qué comprar un vehículo de segunda mano?

Cada vez son más los usuarios que optan por comprar un coche de segunda mano en lugar de inclinarse por uno nuevo. Esto podría ser porque el presupuesto no les alcanza o porque es más rápida la transacción que comprar uno de kilómetro cero. 

Esperar que llegue el modelo solicitado puede tardar semanas y el engorroso papeleo desilusiona en muchas ocasiones. Con uno usado, los impuestos que hay que pagar siempre son menores y al ahorrar el IVA y la matriculación, el coste se reduce de manera considerable.

Concesionarios: el sitio más confiable para comprar un vehículo de ocasión

Comprar un coche de segunda mano puede hacerse de dos formas: a través de un concesionario de ocasión Gesticar, o de manera directa a un particular. Al comprarlo a un concesionario se cuenta con la garantía de un kilometraje real, aparte de estar amparado por una empresa establecida y especializada en este tipo de transacciones de compra o venta.

Entre las razones primordiales de comprar un vehículo de segunda mano, está la garantía, ya que la compraventa a un particular no la ofrece. Al comprarlo a un concesionario, es habitual que ofrezcan un mínimo de un año de resguardo, y si el vehículo llega a presentar algún vicio oculto o avería por defecto, el concesionario se encargaría de la reparación.

Cuando el vendedor es de un particular

Si se compra a un particular, la ley estipula que el vendedor tiene que ofrecer una garantía de 6 meses, aunque no se exige que sea especificado en el contrato. Para exigirla, hay que denunciar y demostrar que el defecto del coche es anterior a la fecha de la compra.

Por lo general, el 30% de los coches importados han sufrido una manipulación del cuentakilómetros, por lo que los concesionarios de ocasión se decantan por vender vehículos nacionales. El documento de la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) indica los kilómetros que ha marcado el coche en cada revisión, y si se detecta un número bajo en un ciclo entre una revisión y otra, es preciso acudir al profesional de un concesionario, o incluso descartar la compra.

Es aconsejable solicitar un informe a la DGT, ya que permite al interesado ampliar la información acerca de su historial, ya que indican si el coche tiene una multa pendiente, un embargo, y lo más importante, si ha pertenecido a una flota y ha tenido un uso frecuente durante largo tiempo.

A la hora de venderlo

Los concesionarios de vehículos de segunda mano también resultan ser una buena opción a la hora de vender tu coche, ya que podría obtenerse un importe mayor que si se realizara la venta a través de concesionarios de vehículos nuevos. Las mejores opciones para hacerlo son dos: la venta directa o la venta gestionada.

Venderlo directamente

Ofrece la posibilidad de venta en una hora, con las ventajas que da una tasación online. Con sólo rellenar un formulario, el concesionario efectúa el contacto con el vendedor en menos de un día. Al llegar a un acuerdo respecto al precio, el coche es revisado y tasado “in situ” en los talleres del concesionario.

El importe se transfiere de forma inmediata a la cuenta, y luego se realiza el proceso del cambio de titular, proceso del que se encarga el concesionario de manera totalmente gratuita.

Para este tipo de ventas se exigen ciertos requisitos como:

  • El vehículo debe tener menos de 10 años y estar en muy buen estado.
  • La documentación debe estar al día y en regla, con su libro de revisiones actualizado a la hora de la venta.
  • Estar libre de cualquier carga, como embargos, demanda por accidente, o algún otro inconveniente de tipo legal que interfiera en el desarrollo de la venta.

Venderlo por gestión

Es un proceso un poco más lento, ya que lo habitual es colocar anuncios de venta, contestar las llamadas, mostrarlo a los compradores interesados en el vehículo, elaborar contratos con la correspondiente pérdida de tiempo y luego hacer la transferencia de dinero a la cuenta. Todo por cuenta del concesionario, sin ningún tipo de molestias.

Gracias a alianzas estratégicas con portales especializados, el coche es colocado en las primeras posiciones de los buscadores, esto agiliza la transacción y la venta, que se realiza con una ventajosa garantía de 12 meses, efectuada por los mecánicos especializados de los talleres.

El vehículo se muestra en exposición, tras hacerle todos los arreglos y acondicionarlo en todos sus detalles para que luzca como un coche nuevo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.