Megan Rio, una fotógrafa profesional, estaba haciendo una sesión de fotos a un bebé en un escenario natural, en el parque estatal de Sam Houston Jones, Luisiana, en donde hay un gigantesco y precioso bosque.

Se trata de un espacio protegido en donde campan felizmente los animales que allí viven.

Pues estaba estaba esta fotógrafa haciendo tranquilamente su sesión de fotos al bebé cuando alguien sintió curiosidad por la escena y se acercó tímidamente. Marion, tomó una foto de este mágico momento:

El animal parece interesarse por el estado del bebé y en la foto parece incluso que le vaya a dar un beso. La realidad es que seguramente el ciervo, mejor dicho, una gama (ciervo hembra), estaba más interesada en las calabazas y el maíz que adornaban la escena que en el propio bebé.

La fotógrafa cuidó en todo momento del bebé… nunca se sabe, al fin y al cabo es un animal salvaje.

La gama está acostumbrada al trato humano pues según contó la fotógrafa ha sido criada y alimentada por humanos en dicho parque natural.

Así hacía público la fotógrafa en su cuenta de Facebook este mágico momento.

¡Y cómo no! Nuestra protagonista de esta hermosa foto se merecía una instantánea ella solita.

¿Sabías que…?

1) Los ciervos dan sus primeros pasos en menos de media hora de su nacimiento. Compruébalo en este vídeo:

Si te ha gustado este vídeo, considera compartirlo con las personas cercanas a ti. Muchas gracias por tu apoyo.

2) Los ciervos jóvenes, por lo general, se quedarán con su madre durante alrededor de un año. Un ciervo vive una media de 35 años.

Artículos relacionados