Le sonó el teléfono durante un concierto y el músico le dio una inolvidable lección

No hay nada más molesto que estar en el cine, en un teatro o donde quiera que haya que estar en silencio y que de repente empiece a sonar un móvil.

¿Acaso la gente no sabe que hay que silenciar el teléfono cuando se entra a un lugar de estos? Si un móvil empieza a sonar rompe todo el clímax y la concentración de los presentes.

Esto es exactamente lo que pasó con el violinista eslovaco Lukas Kmit mientras daba una interpretación en solitario en una sinagoga ortodoxa judía de su país natal.

El músico dirige una mirada de desaprobación al público cuando la famosa melodía de un teléfono Nokia empieza a sonar.

Pero en vez de reprochar verbalmente al despistado propietario del móvil, detiene su interpretación durante unos instantes, sonríe y continúa su actuación con una versión improvisada de la melodía del teléfono en cuestión.

Su respuesta fue recibida con risas por parte de la audiencia que irrumpieron en un aplauso cuando terminó su imitación.

Poco ortodoxo, sí, pero sin duda logró el efecto deseado: poner en evidencia al dueño del teléfono. El músico termina con una reverencia ante los entusiastas aplausos de su audiencia.

El vídeo del incidente se viralizó rápidamente por la red y obtuvo más de 850.000 reproducciones.

El clip parece ser genuino, aunque existe la posibilidad de que pudiera tratarse de un truco de marketing viral de la propia empresa Nokia.

Si te ha gustado este vídeo, considera compartirlo con las personas cercanas a ti. Muchas gracias por tu apoyo.[mashshare]

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.