Si sigues algunos de estos consejos, conseguirás levantarte temprano para hacer ejercicio y mejorar tu rendimiento (y no te costará tanto practicarlo).

1. Dejar las persianas abiertas por la noche, así entrará la luz por la mañana y te ayudará a despertar.

2. Prepara una bebida isotónica en un thermo para el día siguiente y ponla en tu mesita de noche.

3. Enciende una luz tan pronto como te despiertes.

4. No duermas con el teléfono a tu lado. Déjalo en un sitio que te obligue a levantarte para cogerlo.

5. Queda con un amigo para correr .

6. Bebe un vaso de agua después de despertarte.

7. Prepara tu ropa de entrenamiento la noche anterior.

8. Apúntate a clases de deporte en grupo.

9. No dejes la televisión encendida cuando vayas a dormir (provocará que descanses menos).

10. Practica deporte en pareja (así pasarás más horas con ella y mejorará el rendimiento del ejercicio).

11. Prepara una comida energética y coloca las llaves del coche encima de ella en la nevera para que no se te olvide cogerla.

12. Lleva ropa y artículos de higiene para cambiarte en el gimnasio.

13. Tomar avena y mermelada en el desayuno para prevenir el estrés y mejorar el rendimiento.

14. Tomar claras de huevos (especialmente si vas a hacer un entrenamiento de pesas).

15. Come dátiles si necesitas energía extra.

16. Come un plátano nada más levantarte o un zumo recién hecho.

17. Crea la lista de reproducción que vas a escuchar mientras haces deporte.

18. Evita comer carbohidratos nada más levantarte.

19. Bebe café.

20. Utiliza aplicaciones para el móvil que te permita llevar un control sobre tu ejercicio.

Artículos relacionados