Consejos para evitar o calmar las piernas cansadas

piernas cansadas

Debido a factores diversos como el sedentarismo, vida ajetreada, dificultad de retorno venoso y linfático, entre otros, se producen los síntomas de las piernas cansadas, que no son más que sentir calambres, pesadez, dolor, hinchazón y cansancio general. Se estima que alrededor de un 30 por ciento de la población en edad adulta haya sufrido alguna vez este síndrome.

Es mucho más frecuente en mujeres, en personas que son obesas, que tengan hábitos de sedentarismo o que pasan mucha parte del tiempo de pié. También es frecuente que se presente en personas que tienen varices o que tengan algún tipo de trastorno cardiovascular, sobretodo sin son hipertensos o diabéticos.

Igualmente hay otros factores que provocan la aparición de las piernas cansadas, entre estos, el hecho de estar en estado de gravidez, o que se mantenga una alimentación deficiente sin contenido suficiente de calcio.

Aunque presentar estos síntomas de cansancio en los miembros inferiores no señalan un riesgo para la salud, sí pueden terminar afectando la calidad de vida, que se registre una disminución de la actividad física y que esto traiga como consecuencia que los síntomas empeoren de manera progresiva favoreciendo además la aparición de lesiones cutáneas, varices o hasta úlceras.

Ante esta condición se hace importante llevar a cabo algunas medidas preventivas, que son totalmente naturales y muy fáciles de ejecutar como: Mantener un peso saludable, de acuerdo a la estatura y evitar dietas altas en calorías con muchos niveles de sal. Lo más saludable en este caso es comer sin sal, esto permitirá tener una mejor circulación sanguínea.

Hacer ejercicio con regularidad es otra de las actividades que previenen estos dolorosos síntomas. Practicar bicicleta, o nadar son las opciones más efectivas. También es muy bueno hacer yoga o pilates. En sí, cualquier tipo de actividad física es saludable para el organismo en general. Sin embargo, no es recomendado hacer ejercicio de pesas con las piernas.

Es necesario medir el tiempo en el que se encuentra la persona de pié y más si tiene tacones altos. Puedes evitar estar sentado o parado en la misma posición por mucho tiempo, por lo que cambiar la posición del cuerpo hace que se active la circulación sanguínea.  

También se dice que usar vestimenta con ajuste extremo en la cintura o calcetines que generan mucha presión puede ser perjudicial.

Destaca además como medida preventiva, colocar las piernas en alto cuando se encuentra sentado. El control de la tensión arterial es esencial.

Dejar el hábito del cigarrillo es bastante fundamental si no se quiere padecer de este síndrome, ya que puede afectar la debida circulación.

En el caso de que los síntomas ya sean evidentes, es necesario poner las piernas en alto para favorecer la circulación en las piernas. recibir una ducha de agua fría directamente en las piernas también es altamente recomendado para aliviar el dolor.  

Un buen masaje es una excelente opción con un aceite o una crema corporal. Además, hay medicinas que pueden ayudar como un diurético o analgésico como el paracetamol.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.